Mundo Anfibio: Del agua y la tierra

Los anfibios son criaturas curiosas, se forman en un medio, lo habitan, para luego convertirse pertenecer y funcionar en otro. En este disco, Lisandro Aristimuño se encuentra con esa naturaleza anfibia que lo marca de diferentes maneras; personalmente – emergiendo desde la provincia de Rio Negro a Buenos Aires- y musicalmente, en un proceso de metamorfosis permanente; desde hace años posee esa capacidad de transitar con fluidez  de un medio sonoro a otro y a otro más.

tapa final mundo anfibio

Una de las más bellas cualidades de los anfibios, es que a través de este proceso transfieren energía desde el medio acuático al terrestre. En “Mundo Anfibio”  Lisandro Aristimuño explora y amplifica esta cualidad  -una característica transversal en su música- movilizando y fusionando sonoridades orientales, el rock pop heredado de influencias como Charly García, Fito Páez y Luis Alberto Spinetta, la electrónica, el folklore de Atahualpa Yupanqui y Mercedes Sosa e instrumentos clásicos, entre muchos otros elementos, creando así una depurada y enriquecida intensidad sonora, un medio nuevo.
En el disco prima un tono de oscuridad, que solo puede verse potenciado en el contraste con instantes luminosos y cristalinos, describiendo con particularidad atmósferas y estados emocionales que van desde la alerta desahogada de “Elefantes” y  la pasión de “Anfibiohasta la dulzura y vulnerabilidad de “Cien pájaros”.
En este nuevo medio construido a partir de la recolección sensible de recursos sonoros, tan importante como la música son las palabras. Aquí, éstas últimas -en un lenguaje predominantemente metafórico, pero sin caer en un rebuscamiento forzado-, van creando poderosas y nítidas imágenes. A ratos de manera más sencilla y directa, como “mutar para ser mejor, oler y lijar madera ¿O acaso también se paga? ¿O acaso también se paga?”  de “How Long” y otras más evocativas “Estepa en tu lugar. Duerme tu cuerpo. Carrusel de metal. Bala de cielo…” de “Aurora Boreal”.
A lo largo de su carrera discográfica – a la fecha, 5 álbumes y varios trabajos como productor- Lisandro a contado con la colaboración de grandes músicos de la escena trasandina como Liliana Herrero, Mariana Baraj y Fito Páez. Siguiendo en esta misma línea es que, para  “Mundo Anfibio”, Boom Boom Kid, Ricardo Mollo e Hilda Lizarazu se adentraron en lo que Hilda entre risas definió como “Aristimundo”. Otra importante colaboración artística fue la que ocurrió con Gabriel Sainz, el artista responsable de la impresionante carátula del disco, en donde el concepto del anfibio y la animalidad en lo humano se toman la escena, expresando la fuerza, poesía  y profundidad del análisis crítico contenido en el interior.
Como mencioné anteriormente, este disco nos lleva por paisajes oscuros, pero no es una oscuridad vacía, es la oscuridad de quien, teniendo la luz, decide sumergirse en lo abisal, ir más profundo e indagar más adentro hasta verse a sí mismo y a los otros con mayor claridad, en lo que se traduce como un gesto de madurez musical y poética. Dejando para nosotros una ruta bellamente trazada para ir descubriendo este, el “Mundo Anfibio”.

por Macarena Salinas

¡Escucha el disco y cuéntanos qué te parece!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s